El Primer Domingo de la Palabra de Dios, lo celebraremos el próximo domingo 26 de enero de 2020.

Es una iniciativa que el Papa Francisco confía a toda la Iglesia para que «la comunidad cristiana se centre en el gran valor que la Palabra de Dios ocupa en su existencia cotidiana» y que instituyó el pasado 30 de septiembre de 2019 con la Carta Apostólica  Aperuit illis.

El Papa Francisco subrayó en ‘Aperuit Illis’ el “inseparable vínculo” entre la Eucaristía y la Sagrada Escritura , invitando a entablar “un constante trato de familiaridad” con ésta última, pues “si no el corazón queda frío y los ojos permanecen cerrados, afectados como estamos por innumerables formas de ceguera”. Y es que la Biblia no es “una colección de libros de historia, ni de crónicas, sino que está totalmente dirigida a la salvación integral de la persona”.

El Domingo de la Palabra de Dios puede ser esa capacidad del pueblo de comprender la Sagrada Escritura, porque no es sólo un libro es una Palabra, es algo vivo, es algo que toca nuestra vida.